AMDPress.- La Organización Mundial del Comercio ha permitido a la Unión Europea que aumente hasta 4.543 millones de euros (755.444 millones de pesetas) anuales las cargas arancelarias a las importaciones de productos procedentes de empresas estadounidenses. Después de esta decisión, Bruselas podría aprobar un nuevo impuesto especial a las importaciones online de bienes procedentes del país norteamericano. Entre los productos que se gravarían con impuestos destacan las descargas de música, vídeos y libros electrónicos, publica iWorld.

Esta política, que con toda probabilidad se aprobará en febrero, se pondría en práctica a partir de 2003 y terminaría con la idea de Internet como zona de comercio libre. Empresas como Microsoft y Salesforce.com, que comienzan a ver a Europa como un enemigo comercial real, han manifestado públicamente su malestar, ya que la legislación europea impondrá duros aranceles no sólo contra sus bienes materiales, sino también contra los servicios ofrecen a los europeos.