Aral Digital.- La empresa de distribución Cabrero e Hijos ha facturado 36,64 millones de euros en 2010, lo que supone un incremento del 3,6% respecto a los datos del ejercicio anterior (35,36 millones). Asimismo, para el presente curso la compañía oscense prevé aumentar su volumen de negocio entre un 4 y un 5%.

En lo que a la red comercial se refiere, la cadena asociada al Grupo IFA cuenta con 30 establecimientos, de los que 27 son supermercados (14 propios y 13 franquiciados), y tres son cash&carry, todos ellos situados en la provincia de Huesca. En total, Cabrero e Hijos acumula 14.020 metros cuadrados de superficie de venta.

A lo largo del año pasado, la empresa ha procedido a reformar parte de sus instalaciones, como el centro cash que posee en la ciudad de Huesca, así como la fachada de su centro logístico y sus oficinas. Del mismo modo, el operador ha abierto secciones de horno en varios supermercados de Huesca y ha ampliado las secciones de productos frescos y congelados en el citado establecimiento mayorista de la capital oscense.

Para el presente ejercicio, la compañía tiene previsto inaugurar un cash&carry en Ainsa (Huesca), así como reformar dos supermercados de la ciudad de Huesca.