El grupo de distribución Caprabo alcanzó una facturación de 177.131 millones de pesetas en los nueve primeros meses del año, lo que representa un incremento del 19,25% respecto al mismo período del año anterior. Por lo que al número de puntos de venta se refiere, se sitúa en 311 tiendas y 11 gasolineras, tras haber realizado 15 nuevas aperturas en los nueve primeros meses del año. Hasta final de año, y tras haber adquirido los ocho establecimientos de Masó, Caprabo prevé abrir otras tres tiendas, además de la puesta en marcha de la primera fase de la nueva plataforma de Abrera (Barcelona), proyecto en el que se invertirán 5.000 millones de pesetas. Para el presente ejercicio, el grupo de distribución prevé facturar alrededor de 250.000 millones de pesetas.