Aral Digital.- Caprabo ha abierto su primer supermercado franquiciado en Pineda de Mar (Barcelona), en la avenida Mediterránea, número 66. El nuevo establecimiento -situado en una antigua tienda comercial que la cadena abrió en 1998- cuenta con 440 metros cuadrados de superficie y emplea a cinco personas.

De este modo, la cadena catalana comienza su estrategia de poner en marcha hasta un centenar de franquicias en los próximos cinco años para acelerar su crecimiento, principalmente en Cataluña. Los centros franquiciados permitirán, según la empresa, aumentar la presencia en poblaciones medianas y pequeñas, y fortalecer la marca en estos mercados de proximidad. La compañía ya cuenta con 266 supermercados en Cataluña.

El modelo de franquicia desarrollado por Caprabo es integral y contempla establecimientos comerciales de entre 300 y 500 metros cuadrados ubicados en localidades de alrededor de 3.000 habitantes y que mantendrán íntegramente la imagen de marca y el modelo comercial de la compañía.