Aral Digital.- La cadena de distribución Caprabo abre una nueva franquicia en la ciudad de Barcelona, en la calle Santo Cristo número 37 del barrio de Sants de la Ciudad Condal. Se trata de un antiguo establecimiento comercial que Caprabo abrió en el año 1983, tiene cerca de 400 metros cuadrados de superficie, y emplea a cinco personas.

Es la quinta tienda en régimen de franquicia que la compañía pone en el mercado. Ya cuenta con tiendas en Sitges, Pineda de Mar, Mataró y Vilafranca del Penedés, todas ellas en la provincia de Barcelona. El modelo de franquicia es integral. Se encuentra en el marco de establecimientos comerciales de entre 300 y 500 metros cuadrados y mantiene íntegramente la imagen de marca y el modelo comercial de Caprabo.

De otra parte, la cadena de distribución ha hecho públicos sus resultados durante el año pasado. Así, ha obtenido una facturación de 1.486 millones de euros en 2010, lo que supone un descenso del 1,4% respecto al ejercicio precedente (1.508 millones). No obstante, la empresa ha aumentado un 34% su resultado de explotación, hasta los 17,4 millones de euros, frente a los 12,9 millones alcanzados en 2009.

Asimismo, sus ventas online han registrado un repunte del 2%, con más de 30,6 millones de euros, y se han incorporado 15.000 nuevos clientes a los más de 100.000 con los que ya cuenta el supermercado virtual.

A superficie constante, el operador catalán gana en un 1,3% a un mercado estancado, y por segundo año consecutivo, el número de clientes que visita y compra en sus establecimientos ha crecido un 1%, lo que suma 3.000 clientes nuevos a los más de 300.000 que pasan cada día por sus supermercados -en Cataluña, Caprabo llega al 70% de los hogares-. Del mismo modo, la cadena de supermercados también ha elevado las unidades vendidas, que han sido un 6% más baratas que hace tres años.

Caprabo dispone de 343 supermercados (13 menos que al cierre de 2009) repartidos por Cataluña (262), Madrid (49) y Navarra (29), área de influencia donde alcanza una cuota de mercado del 9,1% -13,5% en Cataluña, 13% en Navarra y 3,4% en Madrid-, además de Castilla-La Mancha (2) y La Rioja (1), lo que suma 275.000 metros cuadrados.

El plan de expansión de la compañía contempla la apertura de 100 franquicias en los próximos cinco años en Cataluña, algunas de las cuales ya se han materializado en Barcelona, Sitges, Pineda de Mar, Mataró y Vilafranca del Penedès.