El grupo catalán Caprabo ha solicitado a la Consejería de Industria de Castilla-La Mancha la licencia comercial para instalar un centro comercial y de ocio en la zona de la carretera de Avila, de Toledo. El proyecto consiste en un edificio de 12.000 metros cuadrados, en el que se instalará un establecimiento de esa enseña, una zona de ocio que incluirá, entre otros, un complejo cinematográfico, y un área de restauración.