AMDPress.- El grupo de distribución Caprabo ha vendido sus 37 estaciones de servicio a Saras Energía por 32,2 millones de euros. La operación contempla el mantenimiento de la totalidad de la plantilla de 180 personas y está sujeta a la aprobación por parte de las autoridades de Defensa de la Competencia.

Las gasolineras están distribuidas en cuatro Comunidades Autónomas (21 en Cataluña, ocho en Valencia, cuatro en Castilla y León y cuatro en Castilla-La Mancha). Los establecimientos suman unas ventas medias por estación de aproximadamente cuatro millones de litros al año, mientras que la media del sector en España se ubica en unos 2,5 millones de litros anuales.

El acuerdo entre ambas empresas contempla el mantenimiento de las ventajas competitivas de la Tarjeta Cliente Caprabo y, adicionalmente, abre nuevas oportunidades para el desarrollo de promociones cruzadas y el aprovechamiento de sinergias comerciales por parte de ambas compañías.

La venta de la red de estaciones de servicio de Caprabo se enmarca en los objetivos del plan estratégico de la compañía, entre los que se encuentra la decisión de llevar a cabo un proceso de desinversión, con la intención de concentrar su actividad en el supermercado de proximidad. Ramón Mas, director general de Caprabo, ha asegurado: “La venta de la red de gasolineras forma parte de un amplio proceso de revisión y reordenación del modelo de negocio que Caprabo inició hace un año, con la intención de optimizar los costes y ganar eficiencia y competitividad en su sector.

Saras Energía, fruto de la fusión, en el año 2001 de Continental Oil y Saroil, es en la actualidad el sexto operador petrolífero español con una facturación que se aproxima a los 1.200 millones de euros y unas ventas de dos millones de toneladas de combustible y carburantes. Domenico Bruzzone, director general de dicha compañía, que forma parte del grupo italiano Saras, ha manifestado: “El acuerdo con Caprabo se enmarca en la línea estratégica de la sociedad en el mercado español”.