Aral Digital.- Carrefour cerrará su división inmobiliaria española en quince días. La red inmobiliaria, que cuenta con diez oficinas operativas de venta de vivienda en España, se convierte así en una de las muchas víctimas de la ralentización de la venta en el sector inmobiliario.

La compañía, que abrió su negocio inmobiliario Carrefour Inmobiliaria en 2003 (aliado a la inmobiliaria Roan), cerrará en apenas quince días las oficinas operativas que posee en los centros comerciales de Alcobendas, Fuenlabrada y Getafe (Madrid); en El Saler y Gran Turia (Valencia); Zaraiche (Murcia); Augusta (Zaragoza); Badalona (Barcelona); Almería y Los Patios (Málaga).

Carrefour operaba como un mero intermediario entre el comprador y la inmobiliaria, cobrando una comisión, pero no ha comercializado promociones propias. Entre las inmobiliarias con las que operaba la compañía, destacan Llanera, Metrovacesa, Premier, Lar y Lubasa.