Aral Digital.- El Grupo Carrefour quiere consolidar su mercado en China y para ello constinúa con un intenso proyecto de aperturas. La última de ellas se ha producido el pasado 13 de julio, en la ciudad de Suzhou, con casi seis millones de habitantes, en donde la cadena francesa ha puesto en funcionamiento un nuevo hipermercado.

Bajo la denominación de 'Wi-Jiang', el nuevo centro cuenta con una superficie de venta de 8.085 metros cuadrados y dispone de un espacio de aparcamiento para los clientes con capacidad para 300 vehículos. El punto de venta dispone, además, de 36 cajas de salida.

Con la inauguración de este establecimiento, Carrefour suma 159 hipermercados en China, país en el que está invirtiendo importantes cantidades de recursos. En 2009, el conglomerado francés abrió 22 nuevos centros chinos bajo este formato en China. Sin embargo, los rumores que apuntan a que la cadena gala está buscando compradores para sus negocios en el sudeste asiático (Tailandia, Malasia y Singapur) no cesan. De hecho, fuentes británicas advierten de que Tesco está interesado en hacerse con esos activos, valorados entre 630 y 790 millones de euros, según expertos del Royal Bank of Scotland (RBS).

Por otra parte, Grupo Carrefour ha hecho públicos sus resultados económicos en el primer semestre del año, que reflejan una facturación de 48.882 millones de euros, un 5,9% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que en el segundo trimestre alcanzaron los 24.921 millones de euros, un 6,3% más.