En 2000, el grupo Carrefour impartió en España 1.570.000 horas de formación entre sus 41.000 empleados, con una inversión de 2.000 millones de pesetas.