El Grupo Carrefour lanzará en los próximos días una OPA sobre el 10% del capital de Centros Comerciales Continente con el objetivo de cumplir con la normativa bursátil española que obliga al adquiriente en una operación de compra a hacerse con, al menos, el 75% del capital de la sociedad adquirida en los seis meses siguientes a la fecha de la toma de control, a través de una OPA no inferior al 10% del capital de la sociedad adquirida. El precio por acción al que se formulará la OPA, según un comunicado enviado por Carrefour a la CNMV, será de 21 euros (3.494,1 pesetas). Actualmente, Carrefour ostenta una participación del 68,512% del capital social de Continente. En cuanto a las reacciones que se vienen sucediendo tras la aprobación de la fusión por parte del Gobierno, el Departamento de Industria, Comercio y Turismo de la Generalitat de Catalunya ha expresado su preocupación por la "insuficiencia de las medidas anunciadas", y estima que "se ha perdido una oportunidad para establecer los límites a la concentración en el sector comercial". Por otro lado, se van conociendo las compañías que pueden estar interesadas en la compra de alguno de los centros de los que tiene que desprenderse Carrefour. Por ahora, Alcampo, Superdiplo, Caprabo y Enaco han mostrado su interés en adquirir establecimientos concretos que se encuentran en sus áreas de influencia o en aquellas zonas en las que no tienen suficiente implantación.