El grupo galo Carrefour no descarta llevar a cabo una OPA sobre el 27% del capital de su filial en España que no controla y que cotiza libremente en bolsa.