La cadena de distribución Carrefour tiene previsto invertir 200.000 millones de pesetas en España durante los próximos cuatro años, según ha manifestado hoy el nuevo presidente de la compañía, Rafael Arias-Salgado. Ese volumen de inversión permitirá al grupo doblar su parque actual de hipermercados, a través de crecimiento interno con nuevas aperturas, con lo que gestionará a finales de 2004 alrededor de 240 hipermercados. En cuanto al segmento de supermercados, su desarrollo vendrá dado por el crecimiento externo a través de adquisiciones, "sin que -según fuentes de la empresa- afecte a la cuenta de resultados". Este plan de expansión de la compañía en España traerá consigo la creación de unos 10.000 puestos de trabajo, de los que 4.643 serán en hipermercados.