El grupo Carrefour estudia integrar durante este ejercicio sus dos cadenas de supermercados, Champion y Grup Supeco Maxor. La primera, que acumula unas pérdidas de 58,36 millones de euros (9.710 millones de pesetas), está participada en su totalidad por la filial española de Carrefour; mientras la segunda, que entró en beneficios el año pasado, depende de Comptoirs Modernes, filial de la matriz francesa. La fusión obedece a la necesidad de Carrefour de simplificar su estructura jurídica, al margen de conseguir en dos años la rentabilidad financiera.

Tras la integración de marcas llevada a cabo por el grupo el año pasado, Supeco utiliza las enseñas Champion y Maxor, aunque ésta última aglutina sólo tiendas de un menor tamaño. En cualquier caso, los supermercados que se abran en el futuro lucirán la marca Champion.