El grupo Carrefour está ultimando la reorganización de su mapa logístico en España, ya que próximamente venderá las cuatro plataformas que utiliza para la distribución de alimentos. Estos centros, que están localizados en Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, pertenecían a Continente antes de su fusión y se encargan de la distribución para los hipermercados y los supermercados de la cadena Champion. Su plantilla asciende a más de mil trabajadores.

Parece, pues, que el grupo de origen francés ha optado por mantener el sistema de Pryca, que contrata la logística a una empresa externa. No obstante, mantendrá la red de logística de las tiendas descuento Dia y la plataforma de distribución de electrodomésticos, situada en Alovera (Guadalajara), que se encarga del suministro de menaje para el hogar a hipermercados y supermercados desde el pasado mes de agosto.

La exteriorización de los servicios logísticos es un paso más en el plan de desinversiones emprendido por Carrefour, al margen de la venta de los cuarenta y cinco centros impuesta por el Gobierno. Como se sabe, el grupo se ha desprendido recientemente de su red de restaurantes y del 50% de Iberia Retail Properties, propietaria de Centros Shopping.