Aral Digital.- El Corte Inglés y Carrefour han llegado a un acuerdo con la Junta de Castilla y León que permitirá a los productos de la marca Tierra de Sabor comercializarse en puntos de venta de toda España hasta finales del mes de mayo.

Según ha precisado la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, Silvia Clemente, este acuerdo no conlleva un compromiso de incremento de los proveedores y del porcentaje de compras realizadas a productores de la autonomía como el alcanzado con el Grupo El Árbol hasta final de año, puesto que se trata de “una campaña de lanzamiento y de posicionamiento de la marca, que solamente va a durar un mes y medio”. “Dependiendo de los resultados que obtengamos con esta campaña, volveremos a suscribir acuerdos de promociones especiales con cadenas de distribución”, adelantó.

Asimismo, la consejera ha subrayado que “la marca Tierra de Sabor avanza a buen ritmo”, y ha recalcado el objetivo de abrirse paso en el mercado con una marca de referencia, construida sobre acuerdos tangibles que permiten a los productos de Castilla y León llegar al consumidor.

De esa forma, la campaña llegará a los centros comerciales de El Corte Inglés entre el 17 de abril y principios de mayo, y se desarrollará en los centros Carrefour en dos etapas: a principios y a finales del mes de mayo.

Según recordó Clemente, el objetivo principal de la creación de la marca es conseguir para el sector agroalimentario una producción bruta anual de más de 10.000 millones de euros, logrando superar los 8.000 millones que facturan en la actualidad las más de 3.200 empresas que trabajan en Castilla y León.

“Otro reto que nos hemos planteado es incrementar el valor económico de las materias primas que utiliza la industria de la transformación en Castilla y León, y llegar a 2.500 millones de euros de valor de las materias primas de nuestra comunidad”, añadió.

Clemente se mostró confiada en que se incremente el número de proveedores de Castilla y León, y señaló que, por el momento, se han interesado por el marchamo de calidad cerca de 700 empresas y la Junta cuenta ya con solicitudes de 80 empresas. “Hemos expendido una autorización a las cadenas de distribución para todos los productos que cumplen los requisitos de ser genuinamente de Castilla y León”, detalló.

Además, “se han concedido autorizaciones con carácter provisional para que aquellas industrias que ya quieran colocar el logotipo de la marca en su producto puedan hacerlo si cumplen los requisitos”.