El 19,5% de las compras que se realizan por Internet en España no llegan a entregarse a los destinatarios, de acuerdo con los datos facilitados por Andersen Consulting, lo que coloca a nuestro país en la segunda posición de envíos no terminados, tras Italia. La causa principal de este problema es la saturación provocada por los muchos repartos que deben hacerse y los cuellos de botella que frenan los procesos de distribución.