AMDPress.- El Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) ha autorizado sin condiciones la compra de la cadena de supermercados Alcosto por parte de la compañía catalana Caprabo al no detectar obstáculos al mantenimiento de la competencia efectiva de mercado. El informe del TDC señala que la presencia simultánea de ambas compañías en diversos municipios de la madrileños no supone riesgos de concentración, a pesar de que el Servicio de Defensa de la Competencia (SDC) detectó posibles problemas en este sentido en las localidades de Fuenlabrada, Valdemoro y Boadilla.

En estas poblaciones Alcosto cuenta con seis puntos de venta, mientras que Caprabo dispone de dos centros en Boadilla, uno en Valdemoro y otros dos en Fuenlabrada, por lo que el Servicio consideró que podría superar el 25% de cuota de mercado y envió el expediente al Tribunal, que finalmente ha levantado la suspensión de la compra en todas las localidades.

En el mercado minorista, las dos empresas tienen presencia simultánea en Madrid capital y en los municipios madrileños de Alcorcón, Boadilla del Monte, Fuenlabrada, Humanes de Madrid, Leganés, Majadahonda, Móstoles, Pozuelo de Alarcón, Rivas Vaciamadrid, San Sebastián de los Reyes, Torrejón de Ardoz y Valdemoro. No obstante, el TDC estima que "la operación no obstaculiza el mantenimiento de una competencia efectiva en los mercados afectados, y presenta algunos elementos que podrían facilitar una mayor competencia entre formatos comerciales", como incrementar el alcance geográfico de la capacidad competidora de Caprabo y permitirle la explotación de las economías de escala derivadas del mayor tamaño.

Por ello, el TDC considera que existe potencialidad para la obtención de ganancias en bienestar de los consumidores, a través de los menores precios y mejores servicios, especialmente en las zonas geográficas afectadas.

Como se recordará, Caprabo acordó la adquisición de Supermercados Alcosto, que opera en la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, por un importe de 300 millones de euros. La operación incluye diversos proyectos de nuevos supermercados en fase de desarrollo en Madrid. Esta adquisición se enmarca en el proceso de expansión del grupo Caprabo y se produce tras la reciente ampliación de capital del grupo por la que se ha dado entrada en el accionariado a La Caixa, con un porcentaje del 20% del capital.

En los próximos meses se llevará a cabo la fusión de ambas compañías en la sociedad única Caprabo, que dispondrá de delegación en Madrid y zona centro. La compañía catalana proyecta comenzar la transformación de tiendas Alcosto en primer lugar con la unificación de los sistemas logísticos, y después con el cambio de enseña, y poder culminar la integración total antes de Semana Santa.

Caprabo ya anunció que el proceso de absorción no supondrá la reducción del número de establecimientos y que se conservarán todos los puestos de trabajo que, en conjunto, ascienden a 600 tiendas y 18.000 empleados. En cambio, la cadena de distribución reducirá de cuatro a dos las plataformas de que disponen las dos empresas en la actualidad, conservando la de Alcosto en Mercamadrid para alimentos frescos, y la de Caprabo para alimentación seca en Valdemoro.