La catalana Condis Supermercats ha adquirido el grupo comercial encabezado por la empresa Bravo Unión, abriendo así sus primeras tiendas propias en Madrid, donde ya cuenta con un almacén desde el que suministra a los consumidores que utilizan los servicios de comercio electrónico que ofrece Condisline, sociedad participada en un 65% por la propia Condis y en un 35% por la Caixa.

Bravo Unión tiene, además de un almacén logístico, nueve establecimientos que operan con el anagrama Hermanos Bravo, siete de los cuales están situados en la capital (con unos 3.600 metros cuadrados) y los otros dos en los municipios madrileños de Las Rozas y Pozuelo de Alarcón.

El grupo, que está integrado por las sociedades Bravo Unión, Supermercados Coalve y Bracar, habría conseguido una cifra de negocios de aproximadamente 18 millones de euros (unos 3.000 millones de pesetas).