Aral Digital.- Consum ha implantado un sistema piloto de trazabilidad, basado en técnicas de inteligencia artificial e interoperatividad software, con el objetivo de lograr un mayor control de toda la cadena alimentaria del tomate. En concreto, ha instalado una infraestructura de software inteligente que va a permitir la recogida y el intercambio electrónico de datos e información del producto y del proceso a tiempo real, así como un conjunto de microdispositivos electrónicos como nanosensores y minilaboratorios en un chip de medida que recogerán parámetros como calibre, dureza, color, madurez y posibles defectos del producto.

Los dispositivos piloto se han implantado también en las empresas murcianas Viveros La Sala y Hortofrutícola Méndez con el objetivo de controlar de forma automática toda la cadena alimentaria del tomate, desde las semillas hasta su distribución final. Así, estas tres empresas podrán rastrear electrónicamente y de forma instantánea la cadena alimentaria del tomate y disponer, en todo momento, de información sensible de seguridad alimentaría.

Enmarcado dentro del plan de ayudas del VI programa Marco, el macroproyecto europeo Traceback tiene como objetivo desarrollar un sistema de trazabilidad innovador para el sector alimentario europeo que posibilite una gestión más eficaz de la trazabilidad y una actuación más rápida ante alertas de seguridad alimentaria.

ainia lidera la participación española relacionada con alimentación y desarrolla distintos grupos de actividades con la trazabilidad del tomate. Por su parte, Consum, Viveros La Sala y Hortofrutícola Méndez validarán con su experiencia la viabilidad de estas novedosas tecnologías.