Aral Digital.- La cooperativa Consum ha sido una de las primeras empresas valencianas que ha sido reconocida con el certificado de Empresa Familiarmente Responsable (EFR) por su política de empleo estable y de calidad y por la integración de medidas para conciliar la vida personal y laboral.

Antoni Llopis, presidente de Consum ha sido el encargado de recoger el certificado de manos del presidente de la fundación Familia, Antonio Trueba, de la consellera de Bienestar Social, Alicia de Miguel y del presidente del Consejo de Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana, Arturo Virosque.

Llopis ha destacado que “Consum lleva más de 30 años apostando por las personas y poniendo en marcha medidas para favorecer la conciliación personal y laboral, porque las personas son nuestro mayor capital”.

Consum siempre ha velado por integrar la responsabilidad social en la gestión, consustancial a su naturaleza cooperativa, y uno de los pilares de este compromiso es la mejora de las condiciones laborales y la promoción de medidas para conciliar la vida laboral y la personal.

En este sentido es importante destacar la implantación de iniciativas pioneras relacionadas con la maternidad y la paternidad. Así, desde el pasado 1 de marzo todos los socios trabajadoras que son padres reciben un vale de compra-canastilla. Por otro lado, los socios trabajadores de Consum ya disfrutan de un permiso de paternidad retribuido de 15 días.

Además, debido al hecho de que el 78% de la plantilla son mujeres y la media de edad es de 34 años, Consum presta especial atención a la maternidad. Para ello, cuenta con un Protocolo de Protección del Embarazo, que establece una serie de medidas dirigidas a mujeres embarazadas, que hayan dado a luz o en período de lactancia.

Así, a aquellas trabajadoras para las que su puesto pueda suponer un riesgo para su gestación se les aplica una modificación de sus funciones, se les cambia de puesto o se les ofrece la posibilidad de acogerse a la licencia de riesgo durante el embarazo, con el 100% del salario.

Entre las medidas de conciliación de la vida personal y profesional, también destaca la implantación de la jornada laboral continua en todas las plataformas de distribución y su extensión a los supermercados con el nuevo modelo organizativo, denominado InnovAC Plus, gracias al cual el 76,6% de la plantilla de supermercados trabaja a jornada continua. Esta medida, unida al hecho excepcional de que los trabajadores de Consum disponen de una jornada laboral anual de 40 horas semanales de media y 5 semanas de vacaciones, hacen que los trabajadores de la Cooperativa dispongan de más tiempo libre.

Otra medida histórica en Consum es la política de proximidad del centro de trabajo al domicilio.