Según fuentes sectoriales, las medianas y grandes empresas de distribución firmaron el viernes pasado un convenio colectivo con los sindicatos Fasga y Fetico por el cual se comprometen a contratar como fijos al 40% de los trabajadores de las plantillas de los nuevos establecimientos.