Aral Digital.- Covirán ha dado un salto importante en su atención al socio y, a través de éste, al cliente final, implantando innovadoras tecnologías. Así, la puesta en marcha de un CRM (Gestión de Relaciones con los Clientes) y el Sistema de Radiofrecuencia RFID (Identificación automática de objetos por radiofrecuencia) ofrecen un servicio más individualizado tanto al socio como al cliente final.

Ambos proyectos son apoyados por la Junta de Andalucía y los delegados provinciales de Innovación y Economía, Francisco Cuenca y Antonio Arguelles, tuvieron la oportunidad de visitar las instalaciones de Covirán acompañados del presidente de la Cooperativa, Antonio Robles, y el director general, Luis Osuna, como muestra de las buenas relaciones y el apoyo económico para impulsar el desarrollo de las nuevas tecnologías en la empresa.

El primer paso hacia la mejora de la gestión en el punto de venta a través de innovación tecnológica fue con el proyecto “Coviges”, un software de gestión del punto de venta desarrollado a medida para el socio por la cooperativa, totalmente integrado con el sistema informático de Covirán, que supone una solución integral en la gestión diaria del establecimiento.

Actualmente se está desarrollando un sistema apoyado en la estrategia CRM (Gestión de las relaciones con los Socios), cuya inversión asciende a 614.535 euros. Este sistema reúne toda la información operativa, comercial y financiera de cada socio, agrupando todas las medidas dirigidas a optimizar la satisfacción y siendo un referente en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías.

El software CRM online es, según los expertos en el sector, el que en un futuro cercano mejor permitirá conocer al detalle sus necesidades y anticiparse a su demanda desde el lugar en que nos encontremos, compartiendo la información.

Otro de los proyectos en marcha es RFID. Su objetivo es adaptar los sistemas logísticos y de información de Covirán para elevar su competitividad e incrementar su capacidad tecnológica en sus procesos logísticos y comerciales. Este sistema permite la identificación individual del producto, asegurando tanto su trazabilidad (seguimiento del producto, permitiendo conocer la historia, ubicación y la trayectoria de cada uno a lo largo de la cadena de suministros) como la seguridad alimentaria del mismo.