Aral Digital.- Covirán cerró el ejercicio 2006 con una facturación de 380 millones de euros, lo que supone un incremento del 9% respecto al año anterior. El beneficio neto, después de impuestos, se situó en 1,6 millones de euros, y el beneficio antes de impuestos alcanzó los 6,3 millones de euros. Por su parte, los beneficios más amortizaciones alcanzaron los 5,3 millones de euros ( 22,8%).

La cooperativa granadina alcanzó en 2006 los 2.175 establecimientos, lo que supone un 4% más que en 2005. El número de socios con puntos de venta creció en 2006 un 3,2%, hasta los 1.832, y el volumen de trabajadores se situó en 11.556, de ellos 10.875 a nivel detallista y 691 en la sede central, mientras que la superficie total de las salas de ventas aumentó un 7,5%, hasta los 326.769 metros cuadrados.

Por su parte, la venta de productos marca Covirán creció un 19,63%, hasta los 52,4 millones de euros, mientras que las ventas de productos frescos alcanzó los 57,2 millones de euros, con un incremento del 11%.

Para este 2007, Covirán prevé un crecimiento de sus ventas del 6,7%, hasta los 400 millones de euros; de un 20% de sus productos frescos, hasta los 68,7 millones; 20% también para los productos marca Covirán, hasta los 62,9 millones. Asimismo, pretende alcanzar 2.262 supermercados, un 4% más.

Asimismo, la prioridad, según Antonio Salas, director general de Covirán, es implantar plataformas de distribución en Castilla la Mancha y Asturias, donde la compañía cuenta con puntos de venta pero no de distribución. Más a largo plazo, Covirán prevé introducirse en Galicia y tener presencia en toda España “en cinco u ocho años”, según Salas, para continuar su expansión por Marruecos y Portugal.

En la actualidad, Covirán se encuentra presente en todas las comunidades españolas, excepto Castilla y León, Madrid, Aragón, Cataluña, La Rioja y Galicia.