AMDPress.- El director de Política Comercial del Ministerio de Industria, Ignacio Cruz Roche, repasó los principales retos a los que se enfrenta el Gobierno en materia de regulación de superficies comerciales. Cruz Roche fue el encargado de inaugurar con su ponencia el II Encuentro de la Distribución Comercial que, organizado por Recoletos Conferencias y Formación, se desarrolla en Madrid hasta su clausura mañana.

El director de Política Comercial recalcó durante su intervención que la ley de horarios comerciales de su Gobierno, que concede amplio margen a las Comunidades Autónomas, es la más indicada para responder a las necesidades específicas de cada región. Además, Cruz Roche señaló que actualmente ningún partido defiende la plena libertad en horarios comerciales, ya que el PP "ha pasado de una posición conceptual de liberalización a pedir un mínimo de 12 festivos", que es lo que solicitaron los populares en sus enmiendas a la ley.

Sobre las posiciones encontradas en este asunto, Cruz Roche adujo que en cualquier caso el consumidor "es el legitimador último de cualquier decisión", y en este sentido remitió a los últimos datos del barómetro del CIS, en las que el 58% de los ciudadanos respondió que no se sentía nada perjudicado por las restricciones de aperturas en festivos.

En cualquier caso, el director de Política Comercial incidió en que pese a su repercusión en los medios de comunicación, los horarios comerciales no son el principal problema de la distribución española. Respecto al reciente informe del FMI que habla de posibles barreras a la competencia comercial en España señaló "errores metodológicos" y un enfoque excesivamente económico, y expuso que el crecimiento de superficie comercial en España en los últimos diez años, de 6 a 10 millones de m2, está por encima del incremento de la demanda.

De todas formas, Cruz Roche matizó que, si bien las leyes de apertura y la necesidad de segundas licencias no han frenado los nuevos comercios, esto "no significa que no introduzcan distorsiones en el mercado".

Otras medidas necesarias que destacó Cruz Roche en materia comercial son las leyes de morosidad, que reduce el plazo actual de 90 días en el pago a proveedores y obligará a los distribuidores a replantear sus modelos de financiación, así como la regulación de las comisiones por pagos con tarjetas de crédito, para lo que esperan una próxima normativa europea, o los planes de fomento del pequeño comercio que cofinanciarán junto a las CC.AA. En cuanto a las medidas del Gobierno para conocer detalladamente la cadena de formación de precios, el director explicó que se tratarán de medidas meramente "informativas" y nunca "intervencionistas".