Aral Digital.- Delhaize, principal operador belga de la distribución, ha registrado un incremento de sus beneficios en 2009 del 1,2%, hasta alcanzar los 19,9 millones de euros. Para el presente ejercicio, la compañía prevé que sus beneficios crezcan entre un 7 y un 10%.

En Europa, el comportamiento de la compañía ha sido “positivo”, tal y como explica Pierre-Olivier Beckers, director ejecutivo de la cadena, gracias al incremento del 4,7% de los beneficios en Bélgica y a la subida de las ventas del 10,2% de la enseña Alfa Beta en Grecia. Delhaize también ha sido testigo de los crecimientos del 15,5% de sus filiales en Rumanía e Indonesia.

“En Estados Unidos, nuestra compañía logró una mejora considerable en el volumen de ventas como resultado de varias inversiones realizadas a nivel de precios y de surtidos. En Bélgica, hemos tenido un ejercicio muy fuerte, con un sólido crecimiento en la cuota de mercado combinado con una buena gestión”.

La compañía genera cerca del 70% de sus ventas en territorio estadounidense, donde opera con las enseñas Sweetbay, Food Lion y Hannaford.