Aral Digital.- El Grupo Dialsur, que ha cambiado su denominación por el de Musgrave España, ha cerrado 2007 con un crecimiento en su cifra de ventas del 6,5%, lo que representa 192,2 millones de euros, así como con la apertura de cuatro nuevos supermercados, según datos proporcionados por Luis López, director general de Musgrave España, durante la presentación del informe anual y los planes de expansión de la firma para 2008.

Luis López apuntó, además, que todas las líneas de negocio de Musgrave España (Dialsur Cash&Carry, Dialprix, Super Valu y Dicost) han aumentado sus ventas respecto al año anterior. De este modo, la empresa de distribución prosigue con la tendencia ascendente registrada en los últimos cinco años.

Aunque el Grupo Musgrave adquirió Dialsur en 1994, no ha sido hasta ahora el cambio de denominación de la cadena que, como comenta Luis López, es debido a una evolución lógica del crecimiento de la empresa en línea con lo establecido por el Plan Estratégico con el objetivo de impulsar el crecimiento y la expansión del negocio, así como reforzar la imagen corporativa del grupo pero “manteniendo siempre el carácter nacional y la esencia mediterránea que durante años ha distinguido a Dialsur”.

Por su parte, Jesús de Anta, director financiero de Musgrave España, ha valorado positivamente las cifras obtenidas en 2007, sobre todo teniendo en cuenta el momento de competencia del sector y el descenso general del consumo en los hogares. Esta tendencia positiva en la facturación ha tenido su efecto en el cash-flow de Musgrave España que aumentó hasta los 5,2 millones de euros, lo que ha permitido realizar inversiones en su Plan de Expansión, que ha sumado tres nuevos supermercados en las localidades de Formetera, Redován y Lorca y un Cash & Carry en Castellón.

Para el próximo año, la compañía quiere afianzar la nueva marca, abrir cuatro nuevos establecimientos y, sobre todo, apoyar la apuesta que Musgrave España hace por su modelo de franquicia. Luis López ha señalado “siempre hemos apostado por nuestro empleados y en que valoren al opción de ser ellos los empresarios”. Por ello, durante los próximos meses la compañía pretende que 10 de los supermercados que en la actualidad se gestionan como propios pasen a ser franquiciados, gracias al incremento de la rentabilidad que Musgrave España ofrece en este modelo de negocio.

Musgrave España espera, con estos retos, superar, por primera vez en la historia, los 200 millones de euros en ventas, con un beneficio de amortización de 5 millones. Respecto a las tiendas, pretende pasar de 74 a 78 establecimientos, tanto por aperturas como por incorporación de independientes dentro de su cadena de franquicia.

Asimismo, siguiendo con la filosofía llevada a cabo por Dialsur, Musgrave España también apuesta por la formación de los recursos humanos, dedicando gran parte de sus esfuerzos a la cualificación de sus empleados a través de un plan enfocado a lograr la máxima calidad en el servicio. Durante el pasado año se han sumado 21.000 horas formativas, de las que se ha beneficiado toda la plantilla, que, actualmente, está formada por 970 empleados, de los que el 92% son indefinidos, que llegan a superar el millar en época estival.