AMDPress.- DinoSol Supermercados, el quinto operador nacional de distribución, cerró el ejercicio 2005-2006 con unas ventas de 1.971,3 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,2% respecto al ejercicio anterior, teniendo en cuenta que esta cifra incluye el cierre o traspaso de 50 tiendas. Por su parte, el beneficio neto de la compañía alcanzó los 3,2 millones de euros, mientras el ebitda aumentó un 9,6%, hasta los 62,4 millones, y se espera incrementar un 12% en el presente ejercicio. Estos resultados han supuesto la entrada en beneficios de la compañía, tras los dos anteriores ejercicios, aún bajo la propiedad de Royal Ahold.

DinoSol concluyó el ejercicio con un total de 575 establecimientos, de los cuales 194 se encuentran en Canarias. La compañía ha abierto 22 nuevas tiendas en dicho período, 19 de ellas en Canarias, y ha invertido 18 millones de euros para mejorar su competitividad en precios. Asimismo, ha potenciado su apuesta por la marca propia Supersol, que cuenta ya con 1.000 referencias, frente a las 818 de hace año y medio, y ha profundizado en los mecanismos de gestión conjunta con los proveedores.

Ante estos resultados, Luis Gil, consejero delegado de DinoSol, ha comentado: “Cuando Fondos Permira adquirió la compañía a Ahold, a finales de 2004, nos marcamos el reto de devolverla a la senda del éxito. En un año lo hemos conseguido, pero esto es sólo el punto de partida. A partir de aquí tenemos que seguir creciendo y creando valor, para lo cual estamos inmersos en un ambicioso plan estratégico orientado a ofrecer una fórmula diferencial y mejor para nuestros consumidores”.

Por otro lado, DinoSol ha basado su estrategia en ajustar su portfolio a las necesidades de sus clientes, trabajando en una triple dirección. Por una parte, reformando sus establecimientos para adecuarlos a su oferta de frescos, ampliar las comodidades y hacerlos más atractivos. En este sentido, durante este período, se han reformado 33 establecimientos, con una inversión superior a los cuatro millones.

En segundo lugar, DinoSol ha continuado apostando por el crecimiento orgánico en Canarias, donde ha abierto 19 tiendas, 11 por adquisiciones y 8 por crecimiento orgánico. Finalmente, DinoSol ha ajustado el portfolio de Península, apostando por las zonas tradicionales de presencia de la compañía (Andalucía, Madrid, y Barcelona) y desinvirtiendo donde no era posible conseguir una optimización de las sinergias. A lo largo de 2006, DinoSol continuará con la misma estrategia, ya que reformará 70 tiendas, abrirá 16 establecimientos en Canarias y seguirá desinvirtiendo en zonas no estratégicas, cediendo tiendas a operadores locales que garanticen los puestos de trabajo.

Uno de los pilares del plan de crecimiento de DinoSol es la radical transformación de su logística que, en Canarias, pasa por la puesta en marcha de dos almacenes, uno en el municipio de Telde (Las Palmas) y otro en Tenerife. El de Telde, con más de 55.000 m2, abrirá en octubre y será el centro de distribución más importante de Canarias. Por su parte, el de Tenerife se ubicará en el municipio de Güímar y contará con 20.000 m2. La semana pasada se firmó el acuerdo entre Dinosol y Juan Francisco Rosa Marrero para la construcción del almacén, cuya entrada en servicio se prevé para abril de 2007.