Bodegas Domecq ha presentado hoy la última añada de Marqués de Arienzo Crianza 97. A pesar de que la cosecha sólo obtuvo la calificación de Buena, los resultados han sido excelentes. Se trata de un vino de la Rioja Alavesa elaborado con un 95% de Tempranillo y el resto corresponde a mostos obtenidos de frutos procedentes de cepas de Graciano y Mazuelo. De color rojo rubí brillante con tonos cereza, este tinto crianza destaca por su intensidad en nariz, con aromas de fruta, madera y vainilla. En boca permanece, demuestra su elegancia y presenta un espléndido equilibrio entre acidez y taninos.