Los empresarios españoles tienen buenas perspectivas sobre el comportamiento de sus ventas, inversión y empleo para los próximos doce meses, según los datos recogidos en la “Encuesta Perspectivas Empresariales” que anualmente realizan las Cámaras de Comercio, a partir de las respuestas de 8.000 empresas españolas industriales y de servicios de todos los tamaños. Según las previsiones de las empresas consultadas en cuanto a sus ventas para el presente ejercicio auguran el mantenimiento de un fuerte crecimiento económico, cercano al 3,5%. Y es que un 69% de los empresarios espera aumentar sus ventas en el nuevo año, mientras que un 27% espera mantenerlas, siendo sólo el 4% los que creen que reducirán su facturación. Estos datos resultan especialmente significativos dado que el sondeo se ha realizado en el último trimestre de 2000, cuando los precios del petróleo y la paridad euro-dólar se encontraban en su momento más crítico.