Aral Digital.- Grupo El Árbol ha cerrado el ejercicio 2009 con una facturación de 813,7 millones de euros, lo que significa un 23,3% más que en el anterior año (702,8 millones). Este incremento en las ventas se ha producido gracias a la consolidación de la facturación de Galerías Primero, ya que sin ella el incremento se hubiese limitado a un 1,1%.

Por su parte, el Ebitda de El Árbol ha ascendido a 14,2 millones de euros, un 2,8% más que en 2008 (13,8 millones). En materia de inversiones, la compañía dirigida por Juan Pascual destinó a esta partida 10,4 millones de euros en 2009, la mitad que un año antes (20,4 millones).

Con la integración de los establecimientos de Galerías Primero, El Árbol cuenta actualmente con 454 puntos de venta (421 supermercados y 33 cash), que suman una superficie comercial de 322.828 metros cuadrados (241.881 m2 en 2008). Al cierre del ejercicio 2009, la compañía tenía 870.564 clientes fidelizados (794.086 en 2008) y empleaba a 7.001 personas.

Por otra parte, Silvia Clemente, consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, ha inaugurado hoy, 14 de julio, en La Cistérniga (Valladolid) el primer supermercado de El Árbol que implementa el nuevo concepto de establecimiento, que se caracteriza por "ser más práctico y funcional, tener una nueva imagen y una nueva propuesta comercial más competitiva", según Juan Pascual, consejero delegado de la compañía.

El nuevo establecimiento, ubicado en la Avenida de Soria, número 21, tiene una superficie de ventas de 900 metros cuadrados, dispone de parking para 45 plazas y emplea a 24 personas. El nuevo concepto parte de una nueva distribución de las secciones, da mayor protagonismo a los frescos y, con una nueva iluminación y un nuevo mobiliario, transmite una experiencia de compra más agradable, moderna y cómoda. Asimismo, también ofrece una rebaja de precios en 300 referencias.

"Ha nacido un nuevo El Árbol, en el que los clientes no renuncian a nada y llenan el carro de la compra con la misma calidad de siempre por menos dinero, con libertad total de elección de marcas tradicionales, sin ninguna imposición", concluye Juan Pascual.