Las empresas dedicadas a la venta directa al consumidor a través de Internet (B2C) registraron una facturación conjunta de 4.500 millones de pesetas en 1999, según un estudio realizado por el Profesor del IESE José Luis Nueno y presentado en el transcurso del Congreso AECOC 2000. Según Nueno, el nuevo canal de distribución presenta una tendencia al crecimiento, ya que de septiembre de 1999 a septiembre de 2000 el volumen de negocio se sitúa entorno a los 8.500 millones de pesetas. Estos datos contrastan, según este estudio, con las estimaciones de la AECE -Asociación Española de Comercio Electrónico- que cifraban el nivel de facturación en 29.000 millones de pesetas. Hay que tener en cuenta que los datos recopilados por Nueno recogen únicamente las ventas pagadas con Visa, y no tiene en cuenta las realizadas por aquellas empresas que cobran los artículos con sus propias tarjetas, como es el caso, por ejemplo, de El Corte Inglés o Condisline.com. El estudio de José Luis Nueno, titulado "¿Por qué comercia tan poco el comercio electrónico?, revela que, en contra de la opinión generalizada, los artículos que más se compran a través de la red son los servicios (juegos, altas en portales, reservas del sector turístico) y los contenidos para adultos, con una facturación de 357 y 334 millones de pesetas respectivamente, frente a artículos como la música y los libros, que sólo facturan 75 y 7 millones. Asimismo. Según el estudio elaborado por José Luis Nueno y editado por IDELCO (Instituto del Libre Comercio), el perfil del comprador de productos por internet responde al de un comprador de entre 25 y 40 años, que no suele comparar precios, es selectivo y fiel a su tienda on-line.