Aral Digital.- La cadena de supermercados Sainsbury ha incrementado un 11,3% el beneficio neto anual hasta alcanzar los 543 millones de libras (603,4 millones de euros). La tercera mayor compañía de distribución en Gran Bretaña registró el curso pasado una cifra de 488 millones de libras (542,2 millones de euros) de ganancias netas, con lo que el aumento se ha concretado en 55 millones de libras esterlinas.

Sainsbury, que cumple en 2009 su 140º aniversario, también ha experimentado un crecimiento del 5,7% en sus ventas totales, hasta llegar a 20.380 millones de libras, mientras que las ventas comparables aumentaron un 4,5%.

Por el contrario, los beneficios antes de impuestos de la cadena británica han descendido un 2,7%, hasta los 466 millones de libras, debido a la depreciación de sus activos inmobiliarios. Con todo, Sainsbury mantiene su intención de repartir un dividendo total de 13,2 peniques por acción, lo que supone un incremento del 10% frente al dividendo del año anterior.

“Nuestra oferta a un cliente universal y la inversión continuada en precio y calidad han sido fundamentales para conseguir este crecimiento, y para abastecer a un cliente que está cambiando sus necesidades y tendencias”, ha comentado Justin King, director ejecutivo de la compañía.