Aral Digital.- La distribución mayorista cash & carry cumple una importante función económica en beneficio de las pequeñas y medianas empresas, “al satisfacer las necesidades de los profesionales de la hostelería, del comercio independiente, pequeños minoristas y grandes consumidores en el abastecimiento integral de todo lo que necesitan para su negocio - tanto de alimentación como de no alimentación- en régimen de autoservicio, en las cantidades adecuadas acordes a sus necesidades y en una misma superficie” aseguran fuentes de Aesecc.

Pese a la coyuntura actual de recesión económica generalizada, el sector de cash & carry alcanzó en 2006 una facturación global superior a los 7.475 millones de euros, (un 4,5% más que en el ejercicio anterior) según las estimaciones de Aesecc.

En situaciones de crisis, el cash & carry mantiene su filosofía con el cliente del sector hostelero ofreciendo un amplio surtido de productos, que pueden ser elegidos directamente, y adquiridos en el momento y en la cantidad que se estime oportuna, sin que se exija un volumen de compra mínimo.

El sector comercial mayorista cash & carry en España cuenta con 918 establecimientos que suman más de 1.600.000 metros cuadrados de sala de atención a profesionales y que dan servicio a más de un millón clientes profesionales registrados del canal Horeca (Hostelería, Restauración y Catering) y del pequeño comercio independiente.