El Consejo de Empresas Distribuidoras de Alimentación de Cataluña (CEDAC) y las direcciones de las federaciones de comercio, hostelería y turismo de los sindicatos CCOO y UGT han acordado mostrar ante el gobierno de la Generalitat, los partidos políticos con representación parlamentaria y otras organizaciones patronales y sociales de Catalunya su total oposición a la apertura de un mayor número de domingos y festivos. Las tres organizaciones consideran que la actual normativa "ha demostrado ser válida tanto económicamente como socialmente, de manera que el debate abierto durante las últimas semanas sobre su eventual modificación no responde a necesidades reales". Es por ello que defienden el mantenimiento de la actual normativa y la búsqueda del más amplio consenso político y social para afrontar posibles modificaciones, y mantienen que "la posibilidad de apertura de 12 horas diarias de lunes a sábado (más los 8 domingos y festivos de apertura actuales, además de las excepciones previstas) cubre ampliamente las necesidades de los consumidores, tal como lo acreditan los resultados obtenidos en la encuesta realizada por el CIS el pasado mes de julio".