El Comité Científico Director de la Unión Europea recomendó la prohibición y retirada del mercado de la columna vertebral o espinazo y de la carne en contacto con el cráneo y los huesos de las vacas mayores de un año y, por tanto, en su informe sobre la seguridad de ciertos materiales bovinos y subproductos cárnicos en relación a la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), que solicitó el Consejo de Ministros de Agricultura. En el informe se específica que “la columna vertebral de los bovinos de más de doce meses debería ser considerada material específico de riesgo (MER), dad a su estrecha asociación con la raíz de los ganglios dorsales y el riesgo de contaminación cruzada con el material de la médula espinal”. En cuanto a la carne, los científicos consideran que su separación mecánica de los huesos del cráneo y de la columna vertebral supone un riesgo de contagio. Ahora será el Ejecutivo comunitario quien traslade estas recomendaciones al Consejo si lo considera necesario. A este respecto el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, se manifestó a favor de la ampliación de los (MER), y dispuesto a endurecer la lucha ante la EEB, durante su comparecencia ante la Comisión de Agricultura y Pesca del Congreso.