Aral Digital.- El Corte Inglés ha aumentado su facturación un 5,1% en 2007, hasta 747,6 millones de euros, cifras recogidas en el informe de gestión y en las cuentas anuales del grupo, cerradas a 29 de febrero de 2008 y que han sido aprobadas en la junta general de accionistas, en la que también se ha acordado, en una reunión extraordinaria, una ampliación de capital de 13,52 millones de euros, con lo que el capital social de El Corte Inglés queda establecido en 486,86 millones.

Durante el pasado año, el grupo registró un crecimiento de las ventas del 4,7%, hasta alcanzar los 17.898 millones de euros. Para 2008, tiene previsto invertir más de 1.600 millones de euros. En sus planes, y a pesar de la crisis, entra la apertura de siete nuevos centros a corto-medio plazo, la mayor parte a finales de año, en Salamanca, El Ejido (Almería), El Tiro (Murcia), Eibar (Guipúzcoa), Tarragona, Córdoba y Cascais (Portugal).

Por otra parte, el futuro centro ubicado en el solar del Windsor será otra de sus grandes apuestas, en el que prevé construir un edificio moderno que incluya una zona comercial y otra de oficinas. Asimismo, la compañía continúa con su proyecto para dirigir su expansión internacional a Italia, con un centro en Milán, y con la vista puesta también en Roma.

Respecto a sus diferentes negocios, el formato de grandes almacenes generó el 56,6% de sus ingresos, con una facturación de 10.134,97 millones de euros, un 4,6% más, y un incremento del 3,6% en su beneficio, hasta 481,27 millones. La segunda línea de negocio que más aportó fue la de Hipercor, que generó el 18,7% de su facturación, con unos ingresos de 3.346,83 millones, un 2,4% menos, debido a la inactividad de algunos establecimientos por reformas. El beneficio de este formato se redujo un 3,8% durante el pasado año, hasta los 156,83 millones.

Los ingresos de las agencias de viaje supusieron el 12,5% de su facturación, con 2.243,53 millones de euros, un 12,1% más que el año anterior y una ganancia neta de 58,46 millones de euros, un 16,5% más.

Registrando pérdidas se encontraron Sfera, con 13,21 millones, frente al resultado negativo de 1,59 millones de euros obtenido un año atrás, debido al esfuerzo inversor de la firma, que se elevó a más de 30 millones, a pesar de que incrementó un 39,3% sus ventas, hasta 144,61 millones.

Otro formato que registró pérdidas en 2007 fue el de Supercor, con 3,42 millones de euros frente a un beneficio de 1,37 millones en 2006, como consecuencia de la incidencia que ha tenido la incorporación de nuevos establecimientos en la cuenta de explotación.

La cadena de bricolaje Bricor también aportó números rojos, al registrar unas pérdidas de 3,40 millones de euros en 2007, teniendo en cuenta que la primera tienda se inauguró en diciembre de 2006 en Alcalá de Henares (Madrid) y la segunda en octubre del pasado año en Leganés (Madrid).

El grupo de distribución, que recibió durante el pasado año un total de 649 millones de visitantes en todas sus tiendas, invirtió 1.638 millones de euros durante el pasado ejercicio, siendo el capítulo de inmovilizaciones materiales el que ha requerido mayor volumen de recursos, con 1.493,09 millones de euros.