Aral Digital.- El Corte Inglés ha obtenido la licencia municipal para construir el edificio que sustituirá a la Torre Windsor, en Madrid. Así, la compañía, que solicitó esta autorización hace tres semanas aproximadamente, tiene la intención de levantar una torre de 22 plantas en el solar. Las siete primeras estarán destinadas a usos comerciales, mientras que el resto, calificadas de uso terciario, serán oficinas.

La edificabilidad del Windsor, según el expediente de Urbanismo, será de 35.656,82 metros cuadrados, la misma que tenía la torre que existía allí antes del incendio. El Ayuntamiento de Madrid recoge en su expediente la necesidad de habilitar, en torno al nuevo rascacielos, una superficie peatonal de grandes dimensiones dentro de la reforma prevista en Azca.

Mientras desde los grandes almacenes se trabaja en la redacción definitiva del proyecto, se sabe que los trabajos de construcción comenzarán en un plazo máximo de seis meses, si bien, aún no se ha abierto el plazo de contratación comercial de los espacios destinados a oficinas.