El Consejo de Ministros aprobó el viernes el proyecto de ley para la creación de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, que será remitido al Parlamento en una fecha aún no especificada. El nuevo organismo, que estará adscrito al Ministerio de Sanidad y Consumo, tendrá como finalidad coordinar y asesorar a los diversos departamentos de los ministerios de Sanidad y Agricultura, Comunidades Autónomas, sectores agroalimentarios y asociaciones de consumidores en lo relativo al control de la seguridad de los alimentos; ser la referencia para la evaluación de riesgos alimentarios y la gestión y comunicación de situaciones de crisis; programar las actuaciones de control de los alimentos; elaborar certificados de control y difundir informes; instar al Gobierno y a las Comunidades Autónomas a que tomen medidas en esas situaciones; así como promover convenios con investigadores públicos o privados. La ministra de Sanidad y Consumo, Celia Villalobos, señaló tras el Consejo de Ministros que la Agencia “consiste en una reorganización de servicios ya existentes” en otras tantas direcciones generales de varios ministerios -sobre todo en el de Sanidad y Consumo-, y que, al menos en 2001, “no contará con ninguna financiación adicional”.