AMPress.- La Consejería de Industria y Trabajo de Castilla-La Mancha ha invertido 33,3 millones de euros en los últimos cinco años para la modernización del sector comercial de la región, a través de un programa de ayudas que ha permitido financiar 1.234 proyectos con una inversión global de 178 millones de euros.

Estas ayudas hacen que más del 43% de los establecimientos comerciales hayan acometido inversiones destinadas a la reforma y modernización de sus locales. Un dato que convierte a Castilla-La Mancha en una de las comunidades autónomas con mayor esfuerzo inversor en esta materia, junto con Cantabria, Aragón y Extremadura.

Para el director general de Promoción y Desarrollo Empresarial, Álvaro Gutiérrez, “estas actuaciones van dirigidas, por tanto, a reestructurar y modernizar el comercio tradicional y a reforzar el tejido empresarial, mediante la introducción de mejoras en la tecnología comercial y en la gestión, para lograr una mayor competitividad de este sector”.