Confecarne, organización empresarial de la industria cárnica, ha alcanzado un acuerdo con la empresa Bureau Department para la implantación de un programa informático en mataderos y salas de despiece que facilite el desarrollo de un sistema de trazabilidad para las carnes, es decir, que permita conocer el origen y procedencia de las carnes en todas las fases de su comercialización, hasta el consumidor final. Con este sistema el sector cárnico español podrá cumplir con la nueva normativa de la Unión Europea sobre el etiquetado obligatorio de la carne de vacuno, que exige a partir del 1 de septiembre de este año la identificación del país de sacrificio y, en su caso, el de despiece, junto al número de registro sanitario de las empresas y la categoría y el código del animal. En enero del 2001 será obligatorio indicar además el país de origen y el de engorde del animal en la etiqueta. El programa desarrollado por Bureau, denominado CERTIBD, se basa en la comprobación de los documentos de identificación para bovinos (DIBs), que acompañan a cada animal y , posteriormente, el ordenador genera el número de etiquetas necesarias, tanto para identificar canales, piezas o barquillas de consumo doméstico.