Aral Digital.- El crecimiento en las ventas de los minoristas británicos se desaceleró más de lo esperado durante el mes de octubre, según un estudio realizado por la Confederation of British Industry (CBI). La patronal británica atribuye esta ralentización de las ventas al aumento del endeudamiento de las familias y a la confusión existente en los mercados financieros.

“El ritmo de crecimiento de las ventas se ha desacelerado desde el pasado verano, mostrando que las cinco subidas consecutivas de tipo de interés están teniendo un efecto muy negativo en los bolsillos de los consumidores, que se están apretando el cinturón”, según Ian McCafferty, asesor económico de CBI, quien vaticinó que esta desaceleración continuará el próximo año debido a la fuerte crisis crediticia.