El Tribunal de Defensa de la Competencia investigará la compra del 100% de la canaria Cemetro por parte de Superdiplo (comprada el año pasado por el grupo holandés Ahold) a través de la unipersonal Pío Coronado.