Durante 1999 se vendieron más de 3,2 billones de pesetas en productos de gran consumo en la distribución moderna (establecimientos de libreservicio de más de 100 metros cuadrados) en la Península y Baleares, según el estudio "El mercado de gran consumo en España en 1999" elaborado por IRI España a partir de los datos aportados por el Panel de Detallistas scanner InfoScan en 12.005 establecimientos. Los productos más vendidos fueron la leche líquida (7,1%), las bebidas refrescantes (5,4%), aceites (5%), yogures y leches fermentadas (4,4%) y bebidas alcohólicas de alta graduación (3,6%). Del conjunto de esas ventas, según el estudio, el 26,4% (842.000 millones de pesetas) se realizó durante las promociones de los productos, en los que el folleto y la reducción de precio son los sistemas más generalizados. El canal que realizó un porcentaje mayor de las ventas en promoción, fue el hipermercado (38%). Por otro lado, las ventas con marcas de distribuidor (incluidos los artículos de primeros precios) supusieron el 20,2% del total (645.000 millones de pesetas). De acuerdo con el estudio, estos productos son, de media, un 30,9% más baratos que los de las marcas de fabricantes. Javier Muñoz-Delgado, director general de IRI España, ha señalado que durante su primer año de actividad IRI España ha conseguido "el 8% de la cuota del mercado de investigación comercial, y la cartera de clientes ha pasado de 49 organizaciones a 102".