Aral Digital.- El Grupo Eroski ha cerrado 2010 con una facturación global de 8.170 millones de euros, lo que supone un descenso del 3% respecto al año anterior (8.427 millones). Este retroceso se debe, principalmente, a la reducción de precios de los productos de mayor demanda, ya que el volumen de los productos vendidos fue similar al del pasado ejercicio, indica la firma.

No obstante, la entidad ha mejorado un 17% el beneficio de explotación, hasta alcanzar los 100 millones de euros que, unido a una reducción de los costes financieros, presenta un incremento de 20,4 millones en los resultados antes de impuestos. Por su parte, la empresa repite prácticamente el EBITDA, que asciende a 419 millones de euros, frente a los 434 millones de 2009.

Asimismo, los resultados consolidados del grupo han crecido un 7% sobre el año anterior, quedando en 64 millones de euros negativo, estando condicionados por una carga de 70,5 millones al deterioro del valor de los activos. Durante el ejercicio se abordó una importante reducción de precios para ganar en competitividad y se intensificó la devolución de la deuda bancaria por encima de lo previsto.

Según Eroski, el logro de estos datos se produce en un contexto general de descenso de la actividad, principalmente por el desempleo y caída de la confianza de los consumidores por la situación económica general, a lo que se sumó la subida del IVA, aspectos todos ellos que redundaron en una reducción del consumo de las familias

Por su parte, la cooperativa Eroski ha obtenido unos beneficios de 93,2 millones de euros en 2010, lo que supone un descenso del 9% respecto al año precedente. La plantilla del grupo se situó al final del ejercicio en 44.649 trabajadores, lo que supone un descenso del 6% respecto a los 47.539 del ejercicio anterior.

El presidente de Eroski, Agustín Markaide, ha apuntado que el grupo está bien orientado hacia el logro de su plan estratégico 2012, con notables pasos en la consolidación de su cuota de mercado y asentamiento comercial “ante una nueva era del consumo en el que el precio aumenta su protagonismo junto a la calidad y variedad de los productos ofrecidos”.

Entre los objetivos apuntados en el ejercicio 2010 figuraba la reducción de la deuda bancaria, originada por una inversión elevada y sostenida en el tiempo, ha señalado la compañía, que ha rebajado la deuda financiera a largo y corto en 454 millones, habiéndose amortizado un importe de préstamos bancarios superior al de los vencimientos del período.

“Hemos alcanzado un logro principal como es la consolidación de la estabilidad financiera, en un entorno de descenso del consumo, una oferta que sigue bajando los precios y la consiguiente reducción de los márgenes comerciales”, ha declarado Markaide, quien ha añadido que la compañía está en “mejor situación competitiva” en la oferta comercial, al tiempo que ha logrado una estabilidad financiera, “palancas” con las que avanza “firme” en el logro de sus objetivos estratégicos.

“Factores económicos externos a la propia actividad de comercio lo condicionaron por la desconfianza de los consumidores en la salida de la crisis, el incremento del desempleo, la subida del IVA y el necesario ahorro de las familias para afrontar con más certidumbre su futuro”, ha remarcado.

Eroski, cuya red comercial se eleva a 2.246 establecimientos, con 73 nuevas aperturas y 76 traspasos, ha reducido los costes operativos en 50 millones de euros gracias a medidas de ajuste y de eficiencia y ha reforzado su propuesta de precio competitivo que ha representado un ahorro de más de 143 millones de euros a los clientes.

La red comercial de la compañía está compuesta por 112 hipermercados Eroski, 989 supermercados, 59 gasolineras, 19 cash&carry, 218 oficinas de viajes, 36 tiendas de deporte Forum Sport, 281 perfumerías IF y seis tiendas de ocio y cultura Abac, a las que se añaden las 32 plataformas logísticas. A esta red se suman 485 autoservicios franquiciados.