El principio de precaución, el anteproyecto de norma Codex para alimentos sin gluten y el control de parásitos Anisakis en pescados, son algunos de los temas que, propuestos por España, centrarán la 22 reunión del Comité Coordinador del Codex Alimentarius para la región Europea que se celebra esta semana en Madrid. Esta es la segunda ocasión en la que España preside la reunión, coordinada y auspiciada por el Ministerio de Sanidad y Consumo y en la que participan delegados de 40 países distintos. Según ha afirmado Dolores Flores, directora general de Salud Pública y Consumo, "durante la reunión se establecerán las bases normativas para la interpretación y aplicación homogénea del Principio de la Precaución, de manera que cuando se proceda a la inmovilización de mercancías en el ámbito del comercio internacional, la finalidad sea la salvaguarda de la salud de los consumidores y no intereses comerciales de los distintos países". Además la directora general de Salud Pública reivindicó el papel del Codex Alimentaruis a la hora de homogeneizar los procedimientos de análisis y la gestión de problemas comunes en materia de seguridad alimentaria para generar confianza en el consumidor, sin socavar en lo más mínimo la identidad y objetivos con que se creó el Codex en 1962. El Codex Alimentarius es un programa conjunto de Normas Alimentarias de dos organizaciones FAO y OMS de Naciones Unidas.