Bodegas Félix Solís ha registrado un incremento del 23% de sus exportaciones durante el primer semestre de este año hasta situarse en los 3.963 millones de pesetas, frente a los 3.215 millones obtenidos en el mismo periodo de 1999. La facturación de la bodega incluyendo el mercado español y el exterior se elevó a 10.532 millones de pesetas, lo que supone un crecimiento del 21%. La bodega manchega prevé cerrar el ejercicio con una cifra de exportación de 8.700 millones de pesetas, lo que supondría aumentarla en un 19,7% respecto a 1999. La facturación total estimada por la bodega para el año 2000 es de 23.400 millones de pesetas, mientras que el incremento del beneficio neto para final de año se estima en un 17%.