La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) ha concedido a la empresa española Frial la certificación de garantía de calidad que engloba todos los procedimientos de la empresa fabricante de alta charcutería. La obtención del ISO 9002 pone de manifiesto, y confirma una vez más, el compromiso de Frial por ofrecer siempre la máxima calidad en sus productos. "Fabricamos para el consumidor exigente que sabe la importancia de una buena nutrición para la salud, pero no nos conformamos con la máxima calidad de nuestros productos, además tiene que ser un placer comerlos", señala la presidente ejecutiva de la empresa, Paloma Frial. Por ello, la compañía ha llevado a cabo una política basada en la innovación, con propuestas como la pechuga de pavo (99% libre de grasa), el jamón extra dulce (96% libre de grasa), la cabeza de cerdo ibérico con pistachos y otras variedades basadas en materias primas innovadoras, como el avestruz o el añojo asado.