Aral Digital.- El Centro Comercial Garbera, situado en San Sebastián, tiene la intención de ampliar sus instalaciones en los próximos meses. Responsables del centro comercial y del Ayuntamiento donostiarra han presentado un borrador de convenio en el que se concreta la operación de ampliación. Las obras aumentarán en 18.500 metros cuadrados más la superficie comercial ocupadas por medianas y pequeñas tiendas, y se construirán 500 nuevas plazas de aparcamiento. En la actualidad, Garbera dispone de una superficie comercial de 36.000 metros cuadrados.

El hipermercado Eroski no incrementará su superficie y se mantendrá en los 12.800 metros cuadrados actuales, sin embargo las tiendas medianas (de más de 500 metros cuadrados) sí que aumentarán su tamaño pasando de 16.780 a 29.525 metros cuadrados, al igual que las tiendas de formato más pequeño, que también duplicarán sus actuales 6.394 metros cuadrados. Las obras de ampliación se llevarán a cabo añadiendo una nueva construcción al actual edificio a lo largo de toda la fachada de entrada de acceso a Garbera, en detrimento de la zona del actual parking.

Por su parte, el nuevo parking se reestructurará, pasando a tener tres plantas, siendo la actual el nivel más bajo. A su vez, la nueva construcción posibilitará la disposición de nuevas zonas verdes y áreas de estancia.

Igualmente, en los alrededores de la parcela actual se dispondrán varios molinos de viento de 18 metros de altura para que generen electricidad, y se colocará una serie de paneles fotovoltaicos que ahorrarán seis toneladas anuales de emisiones CO2.

Se prevé que con las obras de ampliación se genere un millar de empleos, que se sumarían a los 1.600 trabajadores que desempeñan sus servicios en la actualidad en el centro. Según ha apuntado el propio alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, el proyecto de ampliación de Garbera llega en el mejor momento, ya que en los próximos años se producirán varios desarrollos urbanísticos que aumentarán en 20.000 los vecinos el área de influencia de la gran superficie.