AMDPress.- Grup Integral de Compres (GIC) cesará su actividad como central de compras a finales de este mes debido tanto al crecimiento que han experimentado sus cuatro socios en los últimos años como a las diferentes estrategias de negocio que actualmente siguen. Esta agrupación de interés económico puesta en marcha en 1997 y controlada a partes iguales por las empresas Condis Supermercats, Miquel Alimentaciò Grup, Bon Preu y Sorli Discau, tenía como principal misión el mantener una segunda negociación con los proveedores después de la que realiza IFA, central nacional a la que pertenecen esas cuatro cadenas.

GIC prácticamente ha duplicado su poder de compra desde su constitución (e n 2001 ha alcanzado una capacidad de compra cercana a los 1.442 millones de euros -240.000 millones de pesetas-), pero sus cuatro socios tenían necesidades diferentes en estos momentos, acrecentadas por sus actuales circunstancias.

Bon Preu y Sorli, por ejemplo, han centrado sus esfuerzos en la apertura de supermercados propios en Cataluña; mientras que Condis, además de entrar en el comercio electrónico, se ha expandido a Madrid y combina las tiendas propias con las franquiciadas. Por su parte, Miquel, además de apostar por el negocio de los supermercados, se ha volcado en la apertura de establecimientos mayoristas y sigue con su comercio mayorista. En fin, las cuatro tenían necesidades diferentes.